Ahora con follar nos basta

  • Yolanda

Escucho conversaciones donde gira el tema de las relaciones y la mala suerte que tenemos en no acabar de encontrar a la persona adecuada.

Parece que en este mundo que vivimos donde supuestamente lo tenemos todo a favor, una sociedad más permisiva, redes sociales, aplicaciones de encuentros, mentes más abiertas… y no somos capaces de encontrar a nadie que sea para algo más que echar un polvo.

Triste, me parece muy triste… todos anhelamos encontrar a una persona especial, que nos complemente, nos consuele cuando estamos mal, podamos compartir nuestro día a día, que tenga gustos y valores parecidos… y un sinfín de requisitos que nadie está dispuesto a dar…

La mayoría de veces escucho que ya no hay valores… y yo pienso que lo que hay es demasiado dolor… nos hemos llevado tantos palos que nadie confía en nadie, hemos apostado en personas que nos han decepcionado y ahora nos da miedo apostar, ante la más mínima contrariedad echamos a correr con la excusa de que ya no hay que aguantar nada y que soltamos porque nos queremos mucho y merecemos algo mejor. Fascinante!!

Estamos dispuestos a ser la persona que le pedimos al otro que sea? Estamos dispuestos a dar lo que queremos recibir? A soltar la mochila que cargamos con nuestro pasado? Te has preguntado como sería tu relación actual o última si amaras como si nunca te hubieran herido? En qué cambiaría si fuera tu primer amor y no el último?

No nos comprometemos con nadie, y no me refiero a volver a vivir juntos, casarte, etc. Simplemente no estamos dispuestos a conocer a la otra persona en su totalidad, en sus días de bajón, cuando pasa por situaciones complicadas y los nervios juegan malas pasadas, cuando se siente herid@, confundid@ o asustad@, cuando desbordan las emociones… Qué pasa con nuestra parte oscura? Yo también quiero que me abracen cuando no todo va “bien”, cuando no soy la alegría de la huerta, cuando no llego a fin de mes, cuando siento dolor… ah no! Ahí no interesamos, no estamos para aguantar…

Y no digo que haya que aguantar cualquier cosa, cada uno sabe dónde están sus límites y hay que hacerlos respetar, a quien primero debes amar y respetar es a ti mism@, me refiero a que el dolor que hemos acumulado es tan grande que no nos permite ver a la persona que tenemos delante, le trasladamos todo nuestro pasado encima, pensamos que actuará siendo una mezcla de tod@s nuestr@s ex…. Es una nueva persona!! Es una nueva oportunidad que te brinda la vida para que seas más feliz, es un regalo!!! No nos excusemos en la autoestima convenciéndonos que merecemos algo mejor para dejar pasar por delante a personas que realmente valen la pena y que tienen mucho que aportar y, por supuesto, atrévete a dar al otro lo que deseas recibir.

Hoy en día es muy fácil conseguir a alguien para ir a la cama pero hay que ser muy valiente para desayunar el día después…