De una ruptura a un nuevo amor

  • Yolanda

Crecemos pensando en que encontraremos el amor y éste nos acompañará hasta que la muerte nos separe, y para muchos de nosotros, no ha sido así.

Tenemos una relación hasta que un día termina, y ahí, junto al sentimiento de abandono y fracaso, nos rompemos en mil pedazos, quedamos sin identidad, sin proyecto, totalmente vulnerables y desconcertados.

La ruptura supone un dolor inmenso, implica soltar nuestra anterior vida, nuestro antiguo ser, ya no somos la pareja de, el marido o mujer de… no podemos contar con su apoyo, compañía, ni compartir dudas ni decisiones… y ahora qué? quién soy?

Primer paso, conocerse uno mismo, sin este paso nos metemos en otra relación sin haber recuperado nuestra identidad propia, sin saber cómo somos, cómo pensamos, cómo sentimos, cómo actuamos… seguimos en modo automático y probablemente nos dirijamos a repetir el mismo patrón, el mismo tipo de pareja… por qué? pues porque no hemos aprendido lo que nos tocaba aprender y la vida nos lo pondrá una vez y otra delante nuestro hasta que lo aprendamos.

Lo primero es reconstruirnos, recoger los pedacitos que quedaron de nosotros, juntarlos de nuevo y ver quién es esa nueva persona que ha surgido de la ruptura, ya que nunca volveremos a ser los mismos, no pienses en que es peor, jamás! Ahora tienes una nueva experiencia vivida donde has aprendido muchas cosas, sobre todo de tí.

 

 

Una vez nos conocemos, toca enamorarnos!! Cómo?? Tan rápido?? Sí, así es, enamorarnos pero de nosotros mismos!

Tu te casarías con un desconocido? Posiblemente la respuesta sea no, necesitamos conocer a una persona antes de amarla, y con nosotros sucede lo mismo.

El tema de la autoestima y el auto reconocimiento daría para un libro, yo te quiero hablar del proceso de enamorarte de ti, de ver todos tus dones, tus fortalezas, tu potencial, tu valía y abrazarlo bien fuerte. 

Y por supuesto, ver tus miedos, tus dudas, tus heridas, tus inseguridades, todas tus sombras, esa parte que ves de ti y que no te gusta, y también abrazarla, porque también forma parte de ti.

Todos, y digo TODOS, somos madrastra y cenicienta, la bestia y el príncipe… Todos tenemos nuestro lado de luz y nuestro lado de sombra, y está bien, acepta que en ocasiones eres así y abrázalo.

Una vez sabes quien eres y te amas tal cual, desde la aceptación, pudiendo mostrarte tal y como eres, sin máscaras, con seguridad y sin necesidad de demostrar nada a nadie es cuando estás preparado para abrirte de nuevo a una nueva relación.

Porqué es importante hacer este previo? Para que puedas estar con alguien por decisión y no por necesidad, es muy distinto!! 

Cuando nos abrimos a una nueva relación el trabajo personal es distinto, aquí vemos nuestros miedos a volver a sufrir, a que nos hagan daño, y muchas veces proyectamos nuestras experiencias pasadas en la nueva relación.

No nos permitimos descubrir a la nueva persona, damos por hecho que nos volverán a hacer el mismo daño… Vamos a ver, de entrada, todos somos inocentes hasta que se demuestre lo contrario! Por qué va a ser igual? Acaso tú eres la misma persona? Y la pareja? es la misma? Pues demos el beneficio de la duda de entrada y no nos boicoteemos!

Mereces ser feliz, mereces a alguien que te acepte como eres, mereces a alguien que te ame tal cual! Eres suficiente! Eres perfecto tal y como eres! Te aseguro que en el mundo hay alguien buscando a una persona exactamente como eres tú! Permite que te encuentren!

En esta fase nos encontramos con una pregunta… qué busco? Yo te preguntaría a ti, qué ofreces?

Todos tenemos una lista sin fin de cualidades y expectativas sobre la pareja que deseamos encontrar pero no nos preguntamos qué es lo que nosotros estamos dispuestos y preparados para ofrecer… Te has planteado si estás preparado para darle confianza a tu pareja? Estás dispuesto a comprometerte? A respetarla? A aceptarla tal y como es? Le regalaras tu tiempo, tu presencia? Ojito… que todos valemos mucho para pedir y pocos los que están dispuestos a ofrecer….

Ahora que ya os habéis encontrado empieza el juego! Última fase, viviendo una nueva relación de pareja!

Aquí el trabajo es en equipo, una buena pareja es aquella donde la comunicación es uno de sus puntos fuertes, junto con el respeto.

Poder hablar con ella de los miedos que vas sintiendo, lo que te gusta de ella, lo que te hace sentir incómodo, lo que esperas, etc… esto es un lujo! A cuántas parejas les iría bien poder comunicar sus sentimientos sin miedo a entrar en discusión o conflicto? No sería maravilloso? Pues es posible!

Tener pareja es algo maravilloso, tener a alguien con quien compartir, con quien aprender, con quien crecer de forma individual y en conjunto, manteneros libres pero unidos.

Poder construir un futuro juntos, respetando vuestras parcelas individuales, comprometidos en nutrir la relación, cuidándola, protegiéndola, esto es amor y no lo que conocíamos hasta ahora, eso era dependencia.

Estás dispuesto a vivir un buen amor? Tu regalo está esperando… sigue con tu proceso, sigue avanzando y sobre todo, pase lo que pase, nunca dejes de creer en el amor!